• El Ayuntamiento de Priaranza del Bierzo ejerce de anfitrión en la visita a la comarca del Bierzo de la Sociedad Hispánica de Yokohama

• La plantación simbolizará en el municipio la unión entre las culturas hispana y nipona

ICAL3044445 de septiembre de 2015.- El Ayuntamiento de Priaranza del Bierzo será, los próximos días 7 y 8 de septiembre, el anfitrión de la primera visita al noroeste peninsular, concretamente en la comarca del Bierzo, programada por la Sociedad Hispánica de Yokohama. Una sociedad japonesa que se ocupa de difundir la lengua y la cultura españolas en el país nipón a través de la realización de viajes, actividades, cursos y talleres.

La Sociedad Hispánica de Yokohama ha iniciado una campaña de difusión cultural, entre sus más de 400 socios, que pretende dar la importancia que se merece al norte de la península, cuya cultura, gastronomía, tradiciones y paisajes son la parte más desconocida de España para el turismo exterior en general.

Los representantes de la Asociación llegarán el próximo lunes día 7 a la capital de la provincia donde, tras ser recibidos en la Diputación Provincial, realizarán una visita por distintos puntos de nuestra comarca acompañados por el alcalde de Priaranza del Bierzo, José Manuel Blanco.

En este término municipal tienen programada la visita al Castillo de Cornatel, la participación en un Taller-exposición de Origami y la plantación de 7 siete cerezos japoneses en la localidad de Villalibre de la Jurisdicción, una plantación que representará en el municipio la unión entre ambas culturas.
La flor del cerezo es la flor nacional de Japón y, en su cultura, significa el inicio de la primavera, que es celebrada a nivel nacional por los japoneses en el tradicional Hanami (Fiesta de observación de las flores).
La flor del cerezo es también es un símbolo de vínculo entre personas, de valentía y felicidad. Además, es una metáfora de las cosas que no son eternas en esta vida.